De libros no me libro

Blog de reseñas de libros, podcasts y noticias relacionadas con el mundo de los libros.

La guerra de los mundos

La guerra de los mundos”, de título original “The war of the worlds” es una de las más populares novelas del escritor británico H. G. Wells. Fue publicada por primera vez en 1898 por la editorial Heinemann en lengua inglesa, y catalogada como uno de “Los 100 libros del siglo XX” según el diario Le Monde. La edición del grupo editorial Penguin Random House para su colección Penguin Clásicos llegó en 2016 manteniendo la traducción que Julio Vacarezza hiciera ya de ella en 1929 y añadiendo una introducción de Félix J. Palma, que nos ilustra sobre la capacidad imaginativa del autor y su contribución a la literatura contemporánea.

H. G. Wells fue un prolífico escritor nominado en cuatro ocasiones al Premio Nobel de Literatura. Autor destacado dentro del género de la ciencia ficción, su obra se centró además en la crítica social y nos dejó novelas tan adelantadas a su época como “La máquina del tiempo”, “La visita maravillosa” o “El hombre invisible”.

La guerra de los mundos” narra en primera persona y de forma anónima (sólo conocemos de esta voz su profesión como escritor de temas filosóficos) las memorias de uno de los supervivientes a una ficticia invasión marciana del planeta Tierra a finales del siglo XIX que pudo haber provocado la extinción de la especie humana. El epicentro de la historia se sitúa en Londres y una serie de poblaciones limítrofes, que se convierten en protagonistas de la devastación provocada por unos seres dotados de una inteligencia superior a la de los humanos y cuyo cuerpo ha sufrido tal evolución que tan sólo precisa de dos elementos fundamentales: un cerebro y un manojo de tentáculos que hacen las veces de manos.

Como si de un trabajo de investigación se tratase, el propósito de este narrador es dual: el de dejar constancia del paso de los marcianos por la Tierra desde un punto de vista científico haciendo referencia a su fisiología, comportamiento o mecanismos de comunicación, y el de plasmar el éxodo de población como forma de supervivencia ante la catástrofe.

La guerra de los mundos” relata cómo los marcianos atacaron la Tierra cuando casi nadie podría esperarlo, pues vivían los humanos muy confiados en un entorno que consideraban seguro. Expone la idea del sentimiento de superioridad de los terrícolas frente a otras especies que habitan su propio planeta y su capacidad devastadora sobre nuevos territorios por sus ansias de conquista. H. G. Wells tuvo la pericia de hablar hace ya más de un siglo de extinción de planetas y cambio climático, motivo que impulsó a los marcianos a la conquista que su planeta vecino.

Dividido en dos partes y compuesto por capítulos titulados que se reúnen bajo un índice en las páginas finales, esta historia nos muestra una mirada al futuro y una ventana al pasado. Al futuro por la capacidad imaginativa de Wells y su visión sobre viajes espaciales y aviones en una época en la que aún no habían sido utilizados como máquinas de guerra. Al pasado por trasladarnos al Londres de los años 1890, haciéndonos conscientes del paso del tiempo y de la magnitud y antigüedad de sus construcciones.

La guerra de los mundos” ha sido adaptada en diferentes ocasiones al cine, siendo la última versión la estrenada en 2005, dirigida por el estadounidense Steven Spielberg y protagonizada por Tom Cruise y Dakota Fanning. Interesante es también la adaptación que hizo Orson Welles en 1938 para un serial radiofónico, creando pánico en la población al creer que se trataba de un hecho real la invasión de nuestro planeta por los marcianos.

La guerra de los mundos” ha conseguido cautivarme. La idea plasmada en ella, la capacidad imaginativa que tuvieron escritores como Wells de visionar determinados aspectos del futuro, y cómo la invasión marciana llegó a su resolución me ha parecido una genialidad. Los aspectos biológicos que se narran en ella, la convivencia entre especies macro y microscópicas y su implicación en la supervivencia o extinción de las mismas es una idea que queda retratada en las páginas de esta novela.

“En los últimos años del siglo XIX nadie habría creído que los asuntos humanos eran observados aguda y atentamente por inteligencias más desarrolladas que las del hombre y, sin embargo, tan mortales como él; que mientras los hombres se ocupaban de sus asuntos eran estudiados quizá tan a fondo como el sabio estudia a través del microscopio las pasajeras criaturas que se agitan y multiplican en una gota de agua”.

Puntuación 4/5

¿Y a ti qué te ha parecido?

Gema - De libros no me libro

Aficionada a la lectura desde bien pequeña, siempre he tenido curiosidad por descubrir el mundo a través de los libros y de las voces que los narran. Leo literatura de estilos muy variados, desde novela histórica, clásicos, ciencia ficción, thriller o suspense hasta biografías y distopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba